VIOLENCIA OBSTÉTRICA, VIOLENCIA DE GÉNERO



Ejecutivas, empresarias, trabajadoras, profesionistas, amas de casa, estudiantes, las mujeres modernas no permitimos la violencia de género, pues nuestro trabajo nos ha costado ganar espacios y derechos en nuestras sociedades. Educadas y conscientes de nuestros derechos, no estamos dispuestas a ser tratadas como ciudadanas de segunda o discriminadas por nuestro sexo femenino. Sin embargo, al acudir a consulta con el ginecólogo que atiende nuestro embarazo, nos entregamos con una actitud de niña buena y obediente, poniendo todo en manos del obstetra, sin cuestioner. Defendemos nuestros derechos en todos los ámbitos de la vida pública y privada, a menos que aquél que nos someta porte bata blanca, a quien consideramos un experto, preparado, poderoso e incuestionable, ¡un médico con licencia para abusar!

Muchas mujeres callamos lo que nos pasa cuando estamos embarazadas o al momento de parir, porque lo consideramos normal. También porque es tabú, porque parir es un acto sexual del cual no se habla. Nadie reconoce que fue víctima de violencia. Pensamos que así debe ser, aunque nos arrebaten una experiencia tan trascendental: El nacimiento de nuestrx hijx. A fin de cuentas, se nos dice que lo único que importa es que “el bebé nació bien” y que deberíamos de estar agradecidas y no quejarnos de nada. Claro, el bebé es lo más importante, pero la mujer también importa, no es justo minimizar su experiencia y mucho menos tratándose de un momento tan significativo como el parto. En ese momento nace un nuevo ser, pero también nace una madre y la experiencia es algo que perdurará en la vida de ambos para siempre.

Claro, absolutamente nadie va a poner en riesgo la vida de su bebé, pero nos han infundido el miedo a un proceso tan natural como el parto, que consideramos que es algo sumamente peligroso, en donde la vida de nuestro hijo corre peligro y es necesario ponernos en manos de los doctores y la tecnología para salir vivos. No es así, el parto no es una enfermedad que necesita ser tratada o curada por doctores en hospitales. El parto es un proceso fisiológico y todas las mujeres podemos parir, está en nuestra naturaleza, nuestro cuerpo está diseñado para hacerlo. Si bien la medicina y los avances científicos y tecnológicos han ayudado a disminuir los riesgos del parto, así como intervenir en situaciones en que se necesita ayuda externa, se ha llegado a un punto en que la medicina se ha apoderado del acto de parir. El parto es de las mujeres, es nuestro.

¿Qué es la violencia obstétrica?


La violencia obstétrica, es una violación a los Derechos Humanos y reproductivos de las mujeres, que puede ser física cuando se aplican procedimiento innecesarios durante el embarazo y el parto, cuando se manipula u omite información o cuando no se respetan los tiempos o posibilidades del parto biológico. También puede ser psicológica cuando se discrimina, humilla, insulta, amenaza, intimida, regaña a la mujer, privándola de la experiencia digna, trascendental y placentera que es el parto.

En primer lugar, existe la violencia obstétrica física, cuando se imponen intervenciones innecesarias durante el parto. Existe la obsesión por parte del personal médico de tener el control total sobre la mujer parturienta, así como de acelerar el parto sin respetar sus tiempos biológicos. A pesar de tratarse de un proceso fisiológico impredecible y complejo y de que cada mujer y cada caso son diferentes, se aplican los mismos protocolos y procedimientos para todas, muchos de estos ya obsoletos y que no se practican en los países más desarrollados. De entrada, si una mujer tiene más de 40 semanas de gestación se le presiona para inducir el parto artificialmente o realizar una cesárea, sin respetar los tiempos del bebé y de la madre. Además, desde que la mujer llega al hospital se le acuesta en una camilla con las piernas abiertas y los genitales expuestos al personal médico, enfermeras y practicantes que pasan por ahí, con la luz intensa exhibiéndola, cuando en realidad el parto es un momento íntimo y es difícil que las hormonas, que juegan un papel fundamental en ese momento, como la oxitocina, se activen cuando la mujer no se siente tranquila y en confianza para que su cuerpo realice este proceso natural. Y así debe permanecer durante todo el transcurso, acostada e inmóvil, completamente pasiva, a pesar de que ésa es la manera más antinatural de parir, ya que la mujer por naturaleza está activa cuando está pariendo y puede tener ganas de caminar, ponerse en cuclillas, boca abajo, pararse, sentarse, bailar, gritar, meterse al agua, apretar, callar, pujar, todo a su tiempo y ritmo.

Asimismo, no le permiten comer o ingerir bebidas. Durante todo el proceso se le realizan monitoreos innecesarios sin que se le explique lo que sucede, como si no fuera una persona, como si nada estuviera en sus manos, nada fuera su decisión. Incluso, a la hora más decisiva, la de pujar, se realizan los pujos dirigidos en vez de dejar que la mujer puje cuando siente la necesidad natural de hacerlo. Debido a este excesivo control, el parto se frena, porque el cuerpo recibe la señal de que no está a salvo para continuar con el proceso de parto. Es entonces cuando viene la oleada de intervenciones, una tras otra, complicando cada vez más el nacimiento.

¿Y cuáles son estas intervenciones intrusivas?

Se trata de protocolos rutinarios y obsoletos sin ningún respaldo científico, tales como suministrarle a la parturienta suero y medicamentos sin su consentimiento, muchas veces sin siquiera explicarle lo que le están inyectando para que decida si lo quiere o no; darle anestesia o la famosa epidural, realizarle constantemente tactos vaginales durante el embarazo y proceso de parto, reventarle artificialmente la fuente, suministrarle oxitocina sintética para que tenga contracciones artificiales y acelerar el parto, realizarle la episiotomía, es decir, un corte en el área perineo supuestamente para evitar un desgarre vaginal, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud la ha contraindicado, utilizar fórceps o cualquier tipo de aparatos para sacar al bebé, realizar la también contraindicada maniobra de Kristeller, o bien una cesárea, que aunque se nos dice que es la manera más fácil y rápida de parir, debemos estar conscientes de que se trata de una cirugía mayor, con todos los riesgos y complicaciones que implica realizarla en una mujer que no la necesita, pues está completamente sana, así como las consecuencias que trae para el bebé y la recuperación de la madre, entre otros procedimientos.

Ahora bien, existe otro aspecto de la violencia obstétrica que es el psicológico. Consiste en el trato deshumanizado, grosero, humillante o discriminatorio, así como la omisión de información durante el embarazo o parto. “Abre las piernas, bien que las abrías antes, por eso estás aquí…” “Va a ser cesárea quieras o no…” “A la que está gritando no la atiendan por gritona…” “De aquí nadie sale sin el DIU, si no te lo pones no te damos de alta…” “Va a nacer la primera semana de enero tengas dolores o no…” “Aquí no es hospital privado…” “Traigan a la hipertensa…” “Ya te moviste, te manchaste, vas a infectar a tu hijo …” “¿Eres arquitecta? Para la otra ahorra para una cesárea…” “Si no pujas tu bebé se te va a morir ahí adentro…”. Todas las anteriores son frases comunes dichas a mujeres comunes, en su momento más vulnerable.

Quisiera agregar un punto que ha llamado mi atención en el Seguro Social Mexicano, que es la deliberada campaña de que ninguna mujer salga del paritorio sin el Dispositivo Intrauterino (DIU), con el objetivo de prevenir futuros embarazos. El problema no es el método anticonceptivo en sí, si no el hecho de imponérselo a las mujeres y no dejarles decidir. Existen testimonios de mujeres que, a pesar de haberse negado explícitamente, recibieron el dispositivo sin su consentimiento, en lo que es una clara violación a los derechos reproductivos de la mujer. Existen otros testimonios de mujeres que fueron presionadas y amenazadas para dejarse ponérselo. Alguien lo justificó como “una campaña para prevenir embarazos no deseados” y yo me pregunto ¿campaña de esterilización forzosa? No sé si muchos nos damos cuenta, pero la esterilización forzosa es considerada como un crimen de lesa humanidad, un crimen de guerra y un delito grave de violencia sexual. ¿Por qué lo permitimos y aceptamos como normal? Lo correcto es concienciar y educar, pero es más difícil. Lo fácil siempre es someter y forzar.

La violencia obstétrica se deriva en parte de la mala praxis y deficiencias de nuestro sistema de salud, pero también de la inequidad de género y violencia contra la mujer que impera en nuestro país y es aceptada socialmente. La mayoría de mujeres no la denuncia porque se ha normalizado, a tal grado que no se reconoce que es un problema, y también porque ser nueva madre es suficientemente abrumador a nivel hormonal, físico, emocional y psicológico, como para, además, reflexionar y aceptar que fuimos víctimas en un momento tan importante de nuestra vida.

Muchas mujeres, tras haber sufrido un parto deshumanizado, se sienten desconectadas de su bebé, vacías, tristes, deprimidas, físicamente mutiladas y violentadas, tienen dificultad para establecer el apego y la lactancia materna debido a que no lograron activar las hormonas necesarias que se agilizan durante un parto natural, son arrebatadas de un momento único e irrepetible y no quieren, encima, lidiar con el sentimiento de culpa al aceptar que han sido víctimas.

Nosotras creemos que el primer paso para la sanación de una persona que ha sido violentada es reconocer que ha sido víctima, reconocer que fue violentada y no minimizar la experiencia. A lo mejor muchas mujeres no se asumen víctimas de violencia obstétrica pero sí tienen sentimientos de tristeza, culpa o negativos que no saben descifrar y una vez asumiendo lo sucedido se puede comenzar a trabajar para sanar. Por otro lado, al reconocernos víctimas y decidir luchar para cambiar en estatus quo, nos empoderamos y recuperamos la dignidad y el poder de decisión que se nos han arrebatado. 

PRIMER FORO SOBRE VIOLENCIA OBSTÉTRICA EN TIJUANA 

Crianza Alternativa en colaboración con la Red Iberoamericana Pro Derechos Humamos y otras organizaciones ha iniciado un proyecto para trabajar el tema de la violencia obstétrica. El primer paso fue un foro informativo, el Primer Forosobre Violencia Obstétrica en Tijuana, realizado por estas dos organizaciones el 8 de marzo de 2014 en Mutzu Yoga, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

El objetivo del foro fue realizar un primer acercamiento al tema y dar inicio a una intensa labor de concientización, debate y activismo para mejorar las condiciones de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio y eliminar la discriminación y violencia que sufren las mujeres por parte del personal médico.

Durante el foro se contó con la participación de expertas que abordaron el tema desde diferentes enfoques. La Lic. Mayela González, Instructora de Yoga certificada por Yoga Alliance con la especialidad en Yogaterapia, Yoga Infantil y Yoga Pre-post natal, certificada por ToLabor como Doula de Parto y Postparto y certificada por Birthing From Within como Mentora de Arte de Nacimiento, habló sobre las implicaciones médicas de la violencia obstétrica. Enfatizó que aunque la cesárea y los avances médicos en general son una bendición que salva vidas, son realmente contraproducentes y peligrosos si no se utilizan correctamente. También mencionó la falta de conocimiento sobre los tiempos reales de un parto y sus fases, lo cual provoca la estandarización de los tiempos del mismo y conlleva a intervenciones innecesarias por parte del personal médico.

Por otro lado la Lic. Liz Palacios, Doula y Terapeuta en Psicología Prenatal, abordó el tema desde el punto de vista psicológico, explicando que la violencia obstétrica puede darse en cualquier etapa de la vida sexual y reproductiva de la mujer. Mencionó lo trascendente de vivir el momento del parto con respeto y dignidad y que la mujer tenga la posibilidad de tomar decisiones informadas, ya que al final no se trata de si se tiene un parto vaginal o no, si no de que la mujer se sienta plena y empoderada después del parto. Mencionó algunas de las consecuencias del suministro artificial de oxitocina y de las hormonas naturales que juegan un papel fundamental durante el parto para el apego entre la madre y el bebé.

Por su parte la Mtra. Merixtell Calderón Vargas, Maestra en Derechos Humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, expuso sobre el marco jurídico y las implicaciones legales de la violencia obstétrica. Comparó varias leyes estatales contra la violencia hacia la mujer, que en algunos estados mencionan y describen de manera específica la violencia obstétrica. Explicó que al ya existir ese precedente en otros estados, resulta viable realizar una labor de activismo para exigir la inclusión del término de violencia obstétrica en la ley estatal en Baja California.

Finalmente, algunas de las madres invitadas compartieron sus experiencias de parto, positivas y negativas y algunas incluso fueron víctimas de los malos tratos por parte del personal médico o de humillaciones durante el parto. Cabe mencionar que varias mujeres relataron como en el Seguro Social se pretende imponer el DIU en las mujeres que paren ahí, lo cual significa una campaña de esterilización forzada y que representa un crimen contra la mujer, ya que la única manera en la cual el Estado puede y debe intervenir en estos ámbitos es mediante la información y educación a las mujeres, jamás imponiéndoles algo sobre su propio cuerpo. El foro fue moderado por la Psicóloga Judith Cabrera de la Rocha de la Universidad Autónoma de Baja California. Las fotografías fueron realizadas por Francia Rosas, Guía Montessori y Fotógrafa.

Sin duda este primer acercamiento sobre el tema inicia un diálogo entre las mujeres que toman consciencia sobre su cuerpo y su maternidad y es el inicio de una labor en pro del parto digno y respetado.


SEMANA MUNDIAL DEL PARTO RESPETADO

Del 19 al 25 de mayo se celebró internacionalmente la Semana Mundial del Parto Respetado. En mayo de 2014 Crianza Alternativa en conjunto con otras asociaciones, activistas, doulas y parteras de la región, realizó actividades para promover el parto humanizado y respetado, las cuales consistieron en talleres, ciclo de cine sobre parto respetado, pláticas y finalmente la Caminata por un Parto Respetado que se realizó del Monumento México (las Tijeras) al Palacio Municipal, en la ciudad de Tijuana, el 20 de marzo de 2014. 

¿QUÉ SIGUE?

Primero dar a conocer y educar lo que es la Violencia Obstétrica, ponerle un nombre a todas estas prácticas contra las mujeres gestantes y parturientas, para poder poner un alto. Después trabajar en conjunto desde la sociedad civil para exigir un parto humanizado y empoderar a la mujer. 

A partir de este momento, Crianza Alternativa inicia una campaña de conscientización sobre la Violencia O bstétrica e invita a mujeres que han sido víctimas, madres, padres, médicos y personal que haya presenciado casos de Violencia Obstétrica, a compartir sus historias a través de nuestro blog (les invitamos a enviarnos su historia al correo crianzaalternativa@gmail.com). Posteriormente daremos a conocer las bases para nuestra convocatoria de campaña fotográfica sobre violencia obstétrica. 

Además, desde la realización del foro en 2014, la Red Iberoamericana Pro Derechos Humanos y Crianza Alternativa trabajan de la mano para presentar e impulsar una iniciativa de reforma a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Baja California, para incluir el concepto de Violencia Obstétrica entre los tipos y modalidades de violencia contra la mujer. Cabe mencionar que el día de ayer, 26 de enero de 2015, hemos recibido con gran entusiasmo la noticia de que el Diputado Gerardo Álvarez haya presentado una iniciativa con el mismo objetivo. Esperamos poder unir esfuerzos y que esto se refleje en resultados positivos en el tema. 

El próximo viernes 30 de enero se dará a conocer dicha campaña en la reunión mensual del Comité Pro Lactancia de Tijuana, que se reune el último viernes de cada mes en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Baja California, para visibilizar la iniciativa y se pedirá el apoyo del mismo para nuestra campaña.

Crianza Alternativa en, la Red Iberoamericana Pro Derechos Humanos e IMMUJER presentarán la campaña sobre Violencia Obstétrica y darán a conocer la nueva Iniciativa de Ley, el próximo martes 20 de Marzo en la Cámara Nacional de Comercio de Tijuana, CANACO, con la participación y el apoyo de todas las personas y organizaciones que se involucren en la campaña. 

Estos son algunos de los pasos que pensamos tomar para impulsar la lucha en contra de la Violencia Obstétrica en específico y de la violencia de género, así como para empoderar a las mujeres y salvaguardar sus derechos. Todo nuestro público es bienvenido a aportar ideas y participar en nuestras actividades.

El parto es nuestro y sabemos parir.


Por: Paulina Olvera Cáñez



Enlaces relacionados: 


  • Primer Foro sobre Violencia Obstétrica en Tijuana: http://crianza-alternativa.blogspot.mx/2014/03/foro-sobre-violencia-obstetrica.html
  • Semana Mundial del Parto Respetado:  http://www.comasuspensivos.com.mx/sociedad/parir-es-poder/
  •  Nota: Piden sancionar Violencia Obstétrica: https://cadenanoticias.mx/nota.php?cont=notas&nota=18398



Diversión en una caja


Este post no se trata de un estudio muy complejo de pedagogía alternativa o de teorías educativas o cosas por el estilo. Son solo las fotos de nuestros dos pequeños Isauro Fernando y Gerardo, mejor conocidos en la farándula como el Goldo y el Pinoliyo. Ellos son mejores amigos y se divierten con las cosas más simples como una caja de cartón. Estas fotos fueron tomadas el día de hoy y las quise compartir porque nos recuerdan que lxs niñxs no necesitan tantos juguetes para divertirse, que vale más ofrecerles tiempo de calidad y buena compañía y ellos solitos echan a andar su imaginación.

Esta caja de cartón es mágica porque es casita y se convierte en resbaladilla, también es una cueva y una nave espacial. 

Lo más bonito de todo: ver a nuestrxs hijos crecer juntxs en Tribu.

- Pau "la Embracilada"









Poesía por una maternidad libre de violencia.

Hoy, 25 de Noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y queremos presentarles un proyecto que busca difundir un mensaje de paz a través de la poesía. Silvia Favaretto, mamá y poeta, nos invita por medio de la revista digital Progetto 7LUNE a participar en una antología de landais escritos por autoras latinoamericanas para publicarse en formato ebook gratuito. Este es un subgénero poético casi exclusivamente femenino, como nos lo explica en este artículo donde podrán encontrar más información y ejemplos de landais. Extraigo algunos fragmentos:

“En Afganistán, como en muchos otros lugres de la tierra, la violencia sobre las mujeres es un acto de barbarie cotidiana. Las mujeres pashtún utilizan en secreto una forma de poesía breve, los landais (dísticos con un primer verso de nueve sílabas y el segundo de trece), para denunciar los abusos a los que están sometidas. Landay significa en lengua pashtún “pequeña serpiente venenosa”, y es una poesía de rebelión: directa, a veces sensual, o bien trágica y hasta satírica.  (…)

Existe en Kabul una asociación de escritoras que se llama “Mirman Baheer” que recoge los landais de las asociadas  y actúa como una secta secreta: una mujer, ella misma poeta,  Ogai Amail, contesta al teléfono de la asociación según horarios concordados, y escucha y transcribe los poemas recitados por mujeres a las que no se les permite componer poemas y ni siquiera saber  escribir. De la asociación hacen parte también periodistas y profesoras que pueden permitirse el lujo de recitar los poemas de todas por la radio haciéndolos llegar de esta forma de casa en casa, en lugares en los que a las adolescentes no se les permite ni siquiera salir de los muros domésticos.”

En Italia se ha importado esta forma poética con el intento de difundir los mensajes por una vida libre de violencia y Progetto 7LUNE lo trae a nosotras, podemos aprovecharlo como una plataforma de expresión creativa para mostrar la situación de las mujeres en nuestro país mientras nos solidarizamos con las hermanas de otras geografías. A continuación les paso un par de landais de Silvia Favaretto sobre lactancia:
 

Amamantaré a mi bebé
hasta que él quiera, no hasta que tú quieras
“Allatterò il mio bimbo
finché vorrà lui, non finché vorrai tu” 

  
El derecho de amamantar,
como el de amar, no se discute
“Il diritto di allattare,
come quello di amare, non si discute"


Silvia amamantando a su hermoso hijo de 29 meses. Foto por: Anna Bussolotto.

Las invitamos a escribir desde su propia experiencia como mujeres y madres, puede ser sobre lactancia, parto respetado, violencia obstétrica, crianza respetuosa, sobre ser amantes, disidentes, soñadoras o aquello que las inspire. Esperamos sus textos por inbox en la página de fb:

https://www.facebook.com/CrianzaAlternativa
o en el correo: crianza.alternativa@gmail.com

Para ver otros landais e inspirarse las invito a descargar gratuitamente el suplemento especial sobre landais:
http://www.rivista7lune.blogspot.it/2014/11/luna-rossa-supplemento-7lune-su-landis.html

y leer el artículo que explica de qué se trata (seguir los links con más ejemplos):
http://rivista7lune.blogspot.it/2014/09/articulo-sobre-landays.html

……………………………………………………………………..

Cuando las hermanas se reúnen, alaban a sus hermanos.
Cuando los hermanos se reúnen, venden a sus hermanas.

Mi cuerpo está fresco como una hoja de henna:
verde por fuera; carne tierna por dentro.

Si la hora no ha sonado, la muerte no vendrá.
Aunque arda el mundo, amor mío, no te asustes.

Nací mujer en tierra seca,
pero guarda mi vientre esperanza futura.

Historia de Parto Prematuro: Elizabeth y Victor Samuel.


Hermoso bebé Victor Samuel.
Uno nunca cree estar listo para el parto, siempre nos llegan dudas y temores, pero un parto prematuro es algo inexplicable los temores están a mil por hora  pero el pensamiento más fuerte es si tu hijo vivirá. A pesar de todos los cuidados extremos que hubo en mi embarazo nada detuvo que Mi Samuel  llegara al mundo a las  28 semanas  pesando tan solo 935 kg y midiendo 35 cm, el nació respirando, llorando y sobre todo luchando.
Yo no supe nada de mi bebe, me estaba muriendo por dentro y nadie se compadecía de mi sufrimiento, mi esposo, papas y hermanos estaban en la misma situación, ni enterados que Samuel   había nacido pensaban que tratarían de detener el parto unos días más, a la hora de visita que fueron 4 o 5 horas después llego mi esposo con una cara de felicidad  dijo YA SOY PAPA,  Samuel está bien pero dicen los doctores que  las primeras 72 horas son cruciales y yo estaba en negación,  algo me decía que no todo estaba bien como el trataba de aparentar.
Les platico que estuve internada en un cuarto con 5 mujeres y todas con su bebe, ha sido la experiencia más cruel que  alguien me pudo haber hecho, como se les ocurre hacernos eso a las madres de bebes prematuros???  Era una broma?? Que les pasa?? todas disfrutando de las primeras horas de sus bebes, cambiándolos , abrazandolos y amamantandolos, y yo simplemente vacía con una herida en mi vientre y un dolor inmenso en mi corazón.
Tuvieron que pasar 19 horas para saber su estado, ahí estaba a viendo a lo lejos una incubadora y un mundo el cual yo desconocía su existencia, la terrible y milagrosa sala de Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).
Les mentiría diciendo que todo fue color de rosa, que no paso nada, lo único que les puedo decir es que Samuel tiene una fortaleza única y  a la semana de nacido por medio de una sonda acepto mi leche, era para mí un milagro, siempre supe que quería amantar estaba decidida hacerlo, pero pensé… Se me adelanto 12 semanas?? Tendré leche?? Mi cuerpo está listo???  Pero con un sacaleches eléctrico, empecé de poco a poco y con una asesoría excelente en el hospital  (hospital que al principio odie y ahora les agradezco tanto) nos enseñaron como transportar la leche al hospital, como almacenarla en casa  y me explicaron que mi hijo la ocupaba como ORO, que cada gota le salvaba la vida, así que decidí almacenar, almacenar y almacenar porque no sabíamos cuantos días Samuel estará hospitalizado. 
A  los dos meses  que él estaba fuera de peligro me  lo cambian de hospital, pero semana del traslado empezó a sentirse mal aparentemente con mi leche, así que tomaron la decisión de darle FORMULA, apenas que Samuel tenía el peso necesario para empezar a mamar y dejar la sonda, nos sentimos devastados  no tuve la oportunidad de pegarlo a mi pecho pensé, algo mas que nunca podre hacer con mi hijo aunque nunca perdí la esperanza de que siguiera alimentándose exclusivamente con mi leche.
En este nuevo hospital donde permaneció casi 1 mes más,  nos dieron la oportunidad de estar todo el día con él y de participar más en su cuidado, también realizamos la técnica canguro, ese contacto piel a piel que tanto necesitábamos, ya que  este contacto favorece mucho al  regulación de la respiración, control de la temperatura corporal y fomenta la lactancia, cosas que son indispensables para un bebe prematuro, el tenerlo sobre mi pecho fue la sensación más maravillosa del mundo  el momento de sentir a mi bebe, sentir que el pertenecía ahí y estar juntos después de 2 meses de tan solo poder tocarlo brevemente y no tenerlo en mis brazos.

Tuvieron que pasar 86 días para que Samuel llegara a casa, ha sido el día más feliz de nuestras vidas el momento de prepararlo para su salida, subirlo a su sillita y llevarlo a casa, teniamos una alegría inmensa, por fin Samuel dormiría con nosotros con su familia.
Aunque me dijeron que por el momento solo formula  ya estando en casa de repente hacíamos trampa nunca había mamado así que no sabía como hacerlo me deje llevar por mi instinto, al tenerlo en mi pecho con la técnica canguro, sentía la necesidad de alimentarlo y el me buscaba  y lo pedía a gritos, Samuel odiaba el biberón y la formula el quería la lechita de mama, era un martirio para el alimentarse con biberón con el apoyo de un pediatra prolactancia  y de la liga de la leche, Samuel Relacto, ahora a sus  8 meses no pensamos dejarlo hasta que el y yo estemos listos, sin importar las críticas y las opiniones de la gente, tambien casi cometí el error de déjarlo en su cuna para que el  aprendiera a dormirse solo, que llore decian, pero como dejarlo? tantos días en incubadora solo, lo deje un par de noches pero sentía que algo no estaba bien que su lugar era con nosotros, el solo quería estar con sus papis, sentirse protegido, si yo tenía esa frustración de haber estado separados… como se sentiría él? Si yo no entendía pues el menos.
Así que sin saber lo que significaba el concepto de Crianza con Apego, lo cual hasta después conocí, mi esposo y yo empezamos a practicarlo  siguiendo las necesidades de Samuel y nuestros instintos, ahora el toma leche a libre demanda, practicamos el colecho y lo llevamos lo más que podemos en brazos y en fular y es un bebe feliz, un bebe amoroso  y lo amamos sobre todas las cosas es nuestro milagro de vida y cada día agradecemos  a dios de habernos mandado a este niño tan valiente y tan fuerte. 
Esto es un pequeño fragmento  de grandes y milagrosas historias en honor a todos esos guerreros,  ya que 1 de cada 10 bebes pasan por un parto prematuro los cuales vencen operaciones que ponen en riesgo su vida, por tantas complicaciones durante su estancia en UCIN , por cuidados extremos aun estando en casa y por el sufrimiento de los padres, asi que cuando conozcas a un bebe prematuro, que tus primeras palabras no sean QUE CHIQUITO  o el típico POBRECITO, nadie sabe la historia que hay detrás de estos guerreros y lo que han luchado para estar en este mundo ellos son unos valientes y merecen nuestro respeto y sobre todo comprensión.
Le doy gracias a mis padres y hermanos que siempre estuvieron con nosotros desde el principio de mi embarazo cuidándome en todo momento y nunca dejaron de darnos unas palabras de aliento inclusive cuando se que ellos sufrían también de tener a nuestro pequeño internado, gracias a mi esposo por ser un hombre y padre ejemplar porque sin el amor que nos tiene muchas cosas no serían posibles  por esa paciencia  y dedicación que nos regalas día con día.
Mi VICTOR SAMUEL, tu nombre para mi  es perfecto, ya que tu nacimiento fue una VICTORIA y fuiste un  HIJO PEDIDO A DIOS, gracias por la fortaleza que me haz enseñado, trataremos de no defraudarte como padres y siempre estar ahí cuando más nos necesites, te amamos tanto hijo mío.

Querido público: tengo una hija y no soy heterosexual.

No me identifico completamente con ninguna etiqueta: bisexual, omnisexual, pansexual, queer, heteroflexible, homoflexible, ninguna de ellas me define ni tengo un particular interés en hacerlo. Prefiero decir eso, que no soy heterosexual o, simplemente, que soy sexual.

Antes de ser mamá, podía enfrentar toda la ignorancia y discriminación con la mano en la cintura, no tenía miedo a las consecuencias. Pero ahora, cualquier consecuencia va a afectar a toda mi familia, no nada más a mí. Desde que me embaracé, el juego cambió, sentí una enorme necesidad de adaptarme, de criar a mi hija dentro de las normas, empecé a vestirme como una señora seria y a ser discreta, eso incluyó disimular mi identidad sexual.
No tuve que hacer ningún esfuerzo: embarazada y con una pareja de otro sexo, todas las personas que he conocido desde entonces asumen que soy heterosexual, yo, simplemente, no los saco de su error si no son personas de confianza. Y, ¿por qué habría de hacerlo? Por un lado, es asunto mío, no tengo por qué anunciárselo a nadie ni andar dando explicaciones, it shouldn´t be a big fucking deal. Por otro, todavía existe mucha desinformación y prejuicios de lo que significa ser lgbtiq. 

Por ejemplo, una vez publicamos una historia sobre una pareja homoparental y la borraron de fb a petición de una persona que sigue la página; cuando postée sobre eso, indignada, hubo quien lo aplaudió, la percepción de muchos es que los padres y madres lgbtiq dañamos a nuestros hijos. Como madre, les puedo asegurar que amo a mi hija, la cuido, la educo y proveo para ella con la misma tenacidad que cualquiera.


Tenía preparado todo un post sobre la relación entre mi identidad sexual y mi experiencia como mamá, pero es algo muy íntimo y en este momento de mi vida no tengo la solvencia emocional para compartirlo, tal vez más adelante. De cualquier forma, no quiero dejar pasar este 11 de Octubre, Día Internacional pasa Salir del Clóset, sin hacer una declaración pública. Sí, me expongo a ser juzgada, criticada, expongo a mi hija al cuchicheo, pero como bien dijo mi compañera Diane, si trato el tema con miedo, le enseñaré a mi hija que es algo que hay que temer y, para mí, con todo respeto, educar a mi hija es más importante que la opinión de cualquiera de ustedes.

Además, como personas LGBTIQ todavía somos un grupo vulnerable de la población y, como tal, nos fortalece identificarnos, unirnos y apoyarnos. En nuestro contexto, salir del clóset puede ir más allá de reafirmar nuestra identidad, abrir la puerta para una vida más auténtica y relaciones más honestas; es un verdadero acto de solidaridad con quienes enfrentan discriminación, rechazo, violencia. Al declarar públicamente que podemos convivir en pareja o amar a alguien de nuestro mismo sexo o a más, contribuimos siendo visibles ante nuestra comunidad y así, romper ideas preconcebidas y crear formas de convivir pacíficas, igualitarias e incluyentes. Es levantar nuestra voz y hacerles ver que somos profesionistas, artistas, obrerxs, policías, deportistas, estudiantes, desempleadxs, somos madres, padres, somos tus hijxs, estamos en todos lados y hemos decidido abandonar el anonimato.

Espero que esto de pie a discutir mucho más el tema y si hay otras mamás y papás en esta situación cuenten con un espacio para expresar su sentir, sus sentires, para encontrar oídos empáticos y abrazos fraternales.

Over and out ;)

¡Compartiendo nuestras aventuras!




Comencé a portear (cargar a tu bebé en un rebozo o cangurera) cuando mi hija cumplió sus 3 semanas, de hecho fue mi esposo el primero que la porteo.  Estábamos muy emocionados, teniamos una cangurera, fue un regalo de una señora de mi oficina y en ese entonces aun no habíamos comprado carreola así que decidimos salir por primera vez los tres y la metimos a la cangurera.  Se sintió, ¡muy bien!  Me encanto que la teníamos cerquita, así podía ver si estaba respirando bien, si necesitaba algo, y como en ese tiempo hacia frio, se mantuvo calientita con mi esposo y durmió desde el momento que la metimos en la cangurera hasta el momento que regresamos al coche.

Semanas después, compramos la carreola pero siempre que estaba en ella me la pasaba revisándola a ver si estaba bien, me tenia que agachar o aparte siempre lloraba en ella, mi niña de mes y medio quería los brazos de mamá.. y pues yo siempre la cargaba, la tomaba con un brazo y empujaba con mi otro brazo la carreola. Esto paso varias veces hasta que me rendí y deje la carreola por la paz y la comencé a cargar en rebozo o cangurera mas seguido.

¡Para mi el porteo ha sido maravilloso! La verdad que ha hecho nuestra vida mas fácil y mas divertida. Para viajes, el porteo ha sido un salva vidas, no tenemos que cargar con un accesorio grande (la carreola), y podemos llevar a nuestra hija cerca de nosotros y segura, aparte puede ver todo los paisajes a nuestra altura y podemos directamente compartir esa experiencia juntos. 

Y no nomas en los viajes pero en la vida diaria el porteo nos ha ayudado mucho, mi esposo y yo porteamos a nuestra hija en nuestras idas al súper mercado, cuando llevamos a caminar el perro, labores del hogar (como lavar platos), haciendo ejercicio (¡esas 15 libras extras que llevas cargando te ayudan mucho!), para dormirla y arrullarla, para actividades de mi trabajo (me la he llevado a presentaciones, limpiezas de playas, juntas, etc.), entre otras actividades.

El porteo nos ha permitdo tener mas experiencias juntas, poder vernos a los ojos mas seguido, porder darnos mas besos y abrazos mientras caminamos y poder compartir momentos únicos.

Nuestro rebozo y cangurera definitivamente ha sido el producto que mas hemos usado desde que nació nuestra hija y ese apego que viene con abrazar y cargar a nuestros hijos trae muchos beneficios al largo plazo. Los ninxs que son porteados crecen con mas confianza en si mismo y en sus padres y llegan a ser mas independientes. Para los que creen que cargándola mucho la va a embracilar, luego ya no van a querer caminar o se van a "malcriar", pues les digo que YA QUISIERA que mi hija estuviera embracilada, a sus 13 meses comenzó a caminar y desde entonces me pide suelo mas que brazos, pero aun así cada que me pide que la cargue o me pide que la suba en el rebozo, jamás se lo niego, el tiempo pasa tan rápido, pronto tendrá 13 años y ya ni abrazarla va a querer probablemente, así que aprovechen ¡carguen, apapachen, abracen y compartan todas las aventuras juntos!

-Dee

¡Feliz semana internacional del porteo! Por una crianza en brazos y por una crianza feliz.

Aquí algunas de nuestras fotos porteando a nuestra hija Alessandra.




15 consejos en como ayudar a una reciente mamá

Si ya eres mamá sabrás lo que tiene que hacer o quisieras que te hubiera hecho los primeros meses que llego tu pequeño(a), especialmente cuando eres primeriza y no sabes que esta pasando, estas tratando de aprender y conocer a tu bebé, y no tienes cabeza para nada mas que no sea el o ella. 

Tener visitas para muchas es una cosa maravillosa, quieres presumir y que conozcan a tu bebé,  y para tus familiares o amigos es un momento muy esperado, pero aunque este momento pueda ser muy especial, también puede ser un poco abrumador. 

Aquí esta una lista que encontré en línea que ha concretizado y simplificado muchas exigencias (muy merecidas) de una reciente mamá.

¿Estas de acuerdo con la lista? ¿añadirías algunas?  


Lista e imagen tomada del Blog de Sarai Llamas.